PERSONAL BRANDING EN PERSONAJES DE CINE

el

Decía Marlon Brando en una entrevista que él vendía una sola marca, y esa marca se llamaba Marlon Brando, por lo cual no podía regalar su trabajo y cobrar menos por una escena o toma adicional, ya que era casi tan irrespetuoso como pedirle regalado petróleo al dueño de Chevron.

Y es que puede que Brando fuera un pionero y visionario del marketing casi sin proponérselo, ya que uno de los anhelos más grandes que tiene la gente en la actualidad es dejar su marca personal.

Acá Brando echándole el cuento del multinivel a Coppola

En una sociedad que apremia el destacar, el imponer su propio sello y sobre todo el individualismo, se ha vuelto tema recurrente hablar del personal branding, de crear su propio estilo y de manejarse a sí mismo como si de una compañía se tratara. Redes sociales han dejado de ser meras válvulas de escape rutinario (y de memes por supuesto) para transformarse en plataformas que intensifican y consolidan ese estilo único que todos andamos buscando.

Es precisamente en las rede sociales donde sucede la batalla de posicionamiento de marcas llamadas Juanito y Pepita, y es exactamente en este lugar donde podemos encumbrar a un personaje ficticio traído de nuestra película, serie o libro de auto superación (Con el permiso de Coehlo, el más grande avatar de la motivación)

Después de leer sobre el tema en algunos portales, encontramos que hay una serie de lineamientos claves que ayudan a efectuar un buen posicionamiento de marca personal en el ámbito digital.

  1. DEFINIR PARA QUÉ PUTAS: Muy bonito sumarse a la moda y hacer personal branding con el protagonista de nuestra película, pero si no tenemos claro para que lo vamos a hacer, mejor no meternos en esta mierda. Los mecanismos y ventajas que se pueden ganar al traer a un héroe de relato al plano real (así sea través de redes) son varias, tales como campañas de expectativa para la película, promoción de lanzamientos, coquetear con el transmedial, expandir el universo a través de spin off y ramas alternas, generar un voz a voz de nuestro proyecto, testear a una audiencia sobre cómo responde a la ficción que le proponemos e incluso encontrar material e ideas para nuevas narraciones. Sí, posibilidades existen, solo que sin una brújula puede ser difícil encontrarlas.
Imagine repartir tarjetas de este personaje en la vida real. Hermoso
  1. CÓMO CARAJOS: Este apartado ofrece tan amplias posibilidades como el primero, ya que cada personaje es un universo en sí mismo y por ende despliega muchas posibilidades para desarrollarlo ¿Qué cuáles? Desde lo digital tenemos un arsenal de opciones para que por ejemplo creemos la cuenta en twitter de nuestro Tyler Durden y sus mandamientos en 140 caracteres, el perfil en Instagram de nuestro Jeff Jefferies quien nos contará con imágenes lo que ve desde su venta indiscreta, o una cuenta en Tinder de esa ninfomaníaca Charlotte Gainsbourg que se empecinará en iniciar sugestivas conversaciones con desconocidos. Como notarán, el cómo solo está limitado por el para qué, y cuando se tienen a esos dos de la mano las posibilidades son infinitas
El ya conocido caso de Tinder y la película Ex-Machina

 

  1. PERSONAL BRANDING ES HUMANIDAD: Sí ya tenemos claro el qué, el cómo y el para qué, lo obvio es arrancar con esta mierda y desbordarse en creatividad. Sin embargo, en el afán de maniobrar una estrategia con objetivo, podemos caer en la tipificación del personaje y volverlo un cliché comercial netamente destinando a vender nuestra película                                           Este tipo de problemas surgen cuando confundimos funcionalidad con mercadeo descarado y terminamos volviendo toda la comunicación del personaje en un “ven a ver mi película” lo cual es una mierda. Si vamos a comprometernos con esta expansión con fines promocionales, tenemos que partir de la humanización del personaje, de emplearlo como el avatar de alguien real y por añadido, de buscar el dialogo por encima del marketing forzoso. La estrategia del personal branding es exitosa cuando la audiencia no percibe una venta sino una conversación, y por lo tanto percibe humanos y no maquinas (A menos que sea HAL 9000)

 

HER es la muestra de una buena humanización de la maquina
  1. CANTIDAD POR ENCIMA DE CALIDAD: ¿Qué es lo que nos hace humanos? ¿Nuestro cuerpo? Mentira porque ya hay muñecos sexuales que lo emulan con bastante fidelidad ¿Nuestra mente y capacidad de raciocinio? Dudoso porque ya hay maquinas capacitadas para tomar decisiones y analizar situaciones. Nuestros errores hacen parte de nuestra naturaleza, y eso mismo es lo que rescata el gurú del Social Media Gary Vaynerchuk cuando habla del personal branding, ya que él hace énfasis en que una buena estrategia de esta práctica no está ceñida a la calidad y perfección sino a la cantidad y continuidad. Acá vale más el hacer y generar ruido y atención, por encima de la ilusión de perfección (que muchas veces es importante, pero nos hace perder la sensación de momentum)
En este blog nos declaramos fans de Gary Vaynerchuk
  1. TODO DEBE TENER UN PILAR DE DESEMBOCADURA: Intentar no vender directamente hace parte del plan, pero no marcar un objetivo hace que el plan deje de existir. En el medio de estos dos está el proceso de fidelización, que es el que consigue que a través de cierto contenido, la audiencia se interese en hacer la acción que usted quiere que haga.                                   Siendo así, toda planeación de personal branding, sea para personajes ficticios o reales, debe tener un punto o lugar de conversión, un sitio en donde se pretende que toda la audiencia y comunidad entre. Una bloggera de moda subirá imágenes de sus outfits y atuendos, pero su perfil estará linkeado al blog personal donde habla de moda y ofrece sus servicios de asesoría; una chef subirá tips para hacer recetas pero su perfil tendrá el link de la tienda de ella, en la cual vende los postres que cocina; un personaje ficticio, llámese Tony Montana, subirá a Instagram fotos de su vida llena de lujos y excentricidades mafiosas, pero el link de esa cuenta conducirá al tráiler del remake de Scarface con fecha de estreno ( y que lastimosamente será protagonizada por Diego Luna)
“Say hello to my little blog, chico!”

Usted decide que hacer con su vida, con sus personajes, dónde ponerlos, que atributos darle y como aprovechar eso en una plataforma digital, pero sea cual sea el caso, piense mañana dos veces antes promocionar de manera convencional esa serie de robots viajeros en el tiempo o ponerse manos a la obra y crear un perfil de uno de ellos

¡Peligro – Peligro!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s