LOS 7 MANDAMIENTOS DIGITALES

“Y pensar que en 20 años hemos derrocado a cinco o seis millones de años de evolución, es absolutamente ridículo ” Robert Greene

Vivimos en una burbuja, una burbuja que parece ignorar cualquier otra realidad que no sea esta. Para algunos, como el empresario digital Gary Vaynerchuk, estamos en la mejor época de la historia; Para otros, como el teórico Giles Lipovetski, hemos pasado de la realidad a la hiperealidad de las cosas, lo que acarrea algo más que simple optimismo.

El impacto de la tecnología en el ser humano ha logrado lo que a diario evidenciamos en las noticias: Revolucionar la existencia de la especie como nunca antes en todo su curso vital. Pero revolución no es necesariamente evolución, aun cuando la realidad virtual  y la cúspide de la inteligencia artificial estén a la vuelta de la esquina.

Son los pequeños cambios rutinarios los que cimentarán los comportamientos del futuro, y esos comportamientos y hábitos son los que definirán como comunicarnos con los demás. En este espacio siempre hemos creído que el boom digital necesita teorizar más sobre psicología, sociología y filosofía y hablar menos de marketing, 25 tips para ser Community Manager y “Como diseñar el post perfecto”

Para conversar e impactar al otro hay que entender, y para entender es necesario observar. Esta es nuestra observación digital: 7 comportamientos que se están transformando en mandamientos no manifiestos.

 

VIVE COMO ANÓNIMO MUERE COMO TRENDING TOPIC:

 

En el ciberespacio buscamos el reconocimiento y la admiración de la que carecemos en la vida real. Aunque muchos logran dicho propósito, la mayoría sucumbe en el camino y muere intentándolo. Irónicamente es la muerte la que trae el mayor punto de atención hacia la vida.

Lo experimentan los ídolos en detrimento cuya fama se dispara en el deceso. Lo evidencian las familias de víctimas que se vuelven símbolos de guerra y causa, solo hasta que otra noticia los desplaza. Lo viven, en muerte, portavoces de discursos que jamás fueron oídos y que reciben atención cuando no pueden hacer nada con ella. Todos ellos son impulsados, paradójicamente, por la masa que ignora quienes fueron.

En la era digital vivimos en búsquedas desconocidas solo para posicionarnos en muerte.

BE YOURSLEFIE

 

La discursiva cultural nos ha enseñado a ser nosotros mismos, pero no nos dijo que era mejor ser una versión arreglada y filtrada de nosotros mismos.

Es aquí cuando confluye el deseo de agradar, el anhelo idealista de belleza y el recurso tecnológico que lo hace posible. Las cámaras son un espejo rejuvenecedor, equipado para minimizar todos nuestros defectos: Arrugas, acné, cicatrices, canas y sobretodo infelicidad.

Como diría Lisa Simpson:

¿Ser yo misma? He sido yo misma por 8 años y no ha funcionado.”

PUBLICO, LUEGO EXISTO

 

Nada es real si no se puede rastrear, medir, comentar y compartir. Si se buscan en Google y no hay resultados significa que no existen.

La única manera de acabar con la agobiante inexistencia es mostrarse, exhibirse, decir quiénes somos y donde estamos. Todo acto necesita una curaduría para ser publicado, ya que si no está en nuestras redes significa que nunca lo hicimos.

Vivir puede esperar, pero registrar no es opcional.

MÁS GIGAS, MENOS RECUERDOS

 

El estudio del ser humano evidencia que solo usamos un 20% de nuestro cerebro, y se estima que si incrementáramos ese porcentaje, tendríamos a disposición  una infinidad de recursos como mayor concentración, agilidad mental incrementada y accesos a muchas de nuestras experiencias pasadas.

A falta de estudios y avances que nos otorguen inmediatamente semejante elixir, hemos encontrado un  sustituto perfecto para la incomprensible memoria humana: La memoria del móvil.

Su capacidad conocida y maleable, su fácil acceso y manipulación y sobretodo su intuitivo uso nos ahorra el esfuerzo de educar nuestro cerebro. Basta una foto en cualquier lugar para cimentar una vivencia, basta una anotación en contactos para tener presente a alguien, el digitar un número es suficiente para dejar de forzar al cerebro a rememorar algo.

Si se acaba la memoria virtual, podemos expandirla, si se extravía la memoria virtual podemos reemplazar nuestros recuerdos.

CONÉCTATE AL WIFI Y NADA TE SERÁ NEGADO

 

Omnipresente y omnisciente ¿Quién sabe todo de nosotros, conoce nuestros movimientos, está presente en todos lados sin ser visto y puede responder cualquiera pregunta?

Los incautos hablarán de Dios pero los libros de historia registrarán al Wifi como el verdadero amo y señor de estas facultades. Por eso la obsesión de nuestra cultura de extender su cobertura a cualquier rincón y de conectarse a él en cualquier instante, ya que bien reza la biblia que Dios está en todas partes y siempre disponible para ti.

EL AUTOLIKE ES LA MASTURBACIÓN

 

Decía Tyler Durden que la masturbación era la autosuperación, frase que seguramente retumbará en aquellos que se autocomplacen diariamente aprobando sus propios contenidos.

El like a sí mismo, más que un movimiento narcisista o denigrante según como se vea, trasciende el simple botón con el pulgar arriba para convertirse en una obsesión. Autolike es revisar nuestro perfil constantemente en busca de nuevas notificaciones y chequear nuestro feed de publicaciones para ver que todo marche en orden.

Somos emperadores romanos dando aprobación a nuestro propio ego.

EL VOTO ES SECRETO, TU OPINIÓN NO

 

Como sociedad avanzada, necesitamos saber quiénes son los demás y cuáles son sus posturas acerca del mundo. Así será más sencillo elegir a quien hablar y a quién no.

Ese afán intrínseco de la sociedad polarizada en la que habitamos, pretende evitar conflictos ideológicos con nosotros mismos, ya que minimizando todo a dos opciones nos será más fácil elegir. Se es capitalista o comunista, religioso o ateo, machista o feminista, conservador o liberal. Si alguien no puede encasillarse en uno u otro, está complicando nuestra existencia.

Por eso, la tribuna digital se precia de facilitador dogmático anteponiendo una ley clara:

A las urnas en silencio, a las redes con lujo de detalles.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s