LAS 4 DIMENSIONES DE LA REALIDAD VIRTUAL

Te pones unas gafas, pierdes la noción del tiempo y el espacio y cuando te das cuenta, ya estás sumergido en una realidad alterna en la que todo parece posible.

Series como Black Mirror o películas como Total Recall coquetean con la tecnología como principal aliado para esta supra-experiencia del ser humano. Avatar de James Cameron y mitologías ancestrales plantean la posibilidad de encarnar diferentes cuerpos o seres, todos sujetos a una misma conciencia. Cortometrajes como “Esquirlas de 8 bits” y contenidos como los vídeos 360, encuentran en el V.R un potente recurso narrativo.

Una conversación entre Lisandro Duque, Luis Mattos y Felipe Aguilar , en el marco del Bogotá Short Film Festival, dan cuenta que la realidad virtual es algo más que una atracción de feria.

“La realidad virtual no es para verla sino para vivirla”

El cine tradicional nos ha obligado a regirnos por las decisiones de alguien más. Acá el libre albedrío es el protagonista y la libertad de elección la construcción de la misma narrativa.

 

 

“Pensamos que la única manera de narrar es a través de un cuadro, pero biológicamente somos 360 grados”

La realidad virtual no es una revolución, sino una evolución del proceso narrativo de nuestra cultura. Hemos actuado como Steve en Mommy, de Xavier Dolan, y hemos roto el cuadro que nos obligaba a los mismos tipos de relatos.

“Estamos ávidos de contenido”

Esta es la era del contenido. Los usuarios lo demandan, las marcas lo desean, las redes lo producen y la humanidad lo consume. Con la realidad virtual subimos un escalafón en esa cadena de procesos.

“El celular ha marcado un cambio en la corporalidad humana, pero pronto será un anacronismo” 

Lo que hoy nos parece común, e incluso síntoma de una adicción, pronto pasará a la historia. La clásica postura para ver el móvil será caduca cuando el teléfono sea reemplazado por las gafas y el movimiento de la pantalla por el movimiento del cuerpo.

“El ebook no desplazó al libro, el mp3 no desplazó al vinilo, el v.r no acabará con nuestra realidad”

A pesar de ser un fenómeno tecnológico inmersivo, la realidad virtual no debe verse como el reemplazo absoluto de nuestra realidad orgánica. Ambas, por el contrario, podrán ser un complemento para nuevas experiencias de los usuarios que desean abordar las historias desde ópticas más personales.

“Aunque parezca individualista, la realidad virtual nos hace sociables”

Los sistemas de gamificación, compensación al usuario y la experiencia múltiple abren la posibilidad de que el V.R no sea ese monstruo disociador que tememos, sino más bien una nueva ventana para conocer y empatizar con personas de todo el mundo.

“Somos la generación que vivió los cambios más fuertes”

A diferencia de otras generaciones, la nuestra tiene pleno conocimiento sobre tecnología análoga y digital. Pasar de emplear un casette a transportar toda la música en un dispositivo nos ha generado una relación particular con la tecnología. La veneramos y tememos en igualdad de proporciones. Se ha vuelto nuestra aliada y motivo de nuestras frustraciones. Por ello la realidad virtual nos significa desprendernos de lo único que creíamos no podía ser digitalizado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s